10 de noviembre de 2013

Mousse de calabaza y tomate a las finas hierbas

En realidad esta mousse no lo es del todo; desde luego, no si nos ponemos muy estrictos con las normas. Digamos que no se ajusta a lo que tradicionalmente se considera como tal, al menos en lo que se refiere al uso de  ingredientes considerados básicos, (como el huevo o la nata) a la hora de elaborarla. Sin embargo, ¿quién ha dicho que la ortodoxia sea creativa? Y además, en un mundo (¿o quizá contexto? ¿ ... o escenario?) como el que rodea a los pucheros, donde parece haberse refugiado lo más disparatado de la inventiva, ya casi nada es lo que parece y las normas parecen hechas realmente para quebrantarlas, así que mousse de calabaza y tomate a las finas hierbas. Y en cualquier caso, lo que debe contar es el resultado, Y ahí sí que les garantizo que la suavidad y textura de esta crema es tan delicada que nada tiene  que envidiar a las más suntuosas y refinadas mousses. Y por si fuera poco es muy sencilla de elaborar. Es sana, nutritiva y saludable. Y es apta incluso para el más exigente de los vegetarianos.

Ingredientes para cuatro personas
800 gr de calabaza limpia
Una cebolla
Dos tomates
Una cucharada de estragón
Una cucharada de romero
Un ramillete de albahaca
250 cl de caldo de verduras
Sal
Pimienta
Aceite de oliva

  • Pelamos la cebolla, la cortamos en trozos grandes y la rociamos con un poco de aceite de oliva y sal. Reservamos.
  • Hacemos lo mismo con la calabaza, a la que condimentamos con una pizca de sal, pimienta al gusto, el romero y un chorrito de aceite. Reservamos.
  • Pelamos los tomates, los cortamos en cuatro trozos y quitamos las semillas. Condimentamos con el estragón, sal, pimienta y un hilo de aceite.
  • Ahora asaremos todas las verduras, pero como tienen tiempos de cocción diferentes, comenzaremos  con la cebolla. Cuando vaya estando tierna añadimos la calabaza y finalmente los tomates. Como de costumbre,  recuerde que es su horno quien marca los tiempos. Ponga el termostato en 180 º y no deje que se resequen las verduras Es buena idea utilizar un recipiente que pueda taparse y poner un par de cucharadas de caldo en el fondo.
  • Cuando ya tengamos nuestras verduras asadas las ponemos en el vaso de la batidora junto con la albahaca picada y trituramos hasta conseguir una crema lo más fina posible y pasamos además por el chino o por un colador. Finalmente, comprobamos de sal, añadimos unas cucharadas del caldo de verduras hasta lograr la consistencia y el grado de cremosidad deseado y servimos nuestra mouse. Puede tomarse templada o fría, como se prefiera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son siempre bienvenidos. Gracias por dejar tu opinión.