28 de noviembre de 2014

Croquetas de pollo al estragón

Diálogo interior, nada joyceano:
── ¿Otra vez croquetas de pollo?
── Exacto, veo que aún sabes leer.
 ── Pero si don Google encuentra ya 679.000 entradas para esta receta , ¿de verdad crees que hace falta una más?
── Nunca se sabe, recuerda que más vale que sobre que no que falte.
── Está claro que a ti se te puede acusar de muchos defectos, pero desde luego, no del vicio de la originalidad.
── Mira, muchacho, y perdona que te llamo algo que hace mucho ya no eres, tú sabrás leer, pero me temo que padeces de eso que ahora se llama déficit de compresión lectora: Esto es una receta de croquetas de pollo al estragón...
­── Oh...
── ...y cuando le pides a don  Google que busque exactamente eso, responde exactamente esto: No se ha encontrado ningún resultado para "croquetas de pollo al estragón". Es decir, que dejando aparte que estas croquetas están buenísimas, que el toque del estragón las convierte en una verdadera delicatessen,  y que no va a quedar mi una en la mesa... pues, mira, quizá no sea una receta tan falta de originalidad como tú dices. Así que punto en boca hasta la hora de comerlas y vamos con los

Ingredientes (salen aproximadamente una docena, según tamaño)
3 cucharadas de harina
250 cl de leche
Un cucharón de caldo de pollo
La carne de seis alones de pollo previamente asados
Dos puerros
Sal
Nuez moscada al gusto
Dos huevos
Pan rallado
Aceite de oliva
Una cucharada de hojas de estragón seco molido

  • Asamos los alones con tiempo suficiente. Los limpiamos de piel y huesos sacando toda su carne que picaremos muy finamente y la reservamos.
  • En una sartén con un poco de aceite, y a fuego suave, ponemos a pochar el puerro, incluido un buen trozo de la parte verde del mismo, picado en brunoise. Salamos ligeramente.
  • Cuando ya esté, escurrimos el exceso de aceite, añadimos la carne del pollo y rehogamos unos minutos. Reservamos fuera del fuego.
  • En la misma sartén, pero ya sin aceite, (recuerde: siempre a fuego suave) ponemos la harina y tostamos brevemente removiendo para  que no se queme.
  • Añadimos la carne del pollo y el puerro, mezclamos, agregamos el caldo de pollo hirviendo y seguimos removiendo para que se mezcle bien
  • Vamos añadiendo la leche tibia, según vaya siendo necesario, sin dejar de remover, hasta que la masa se separe sola de la sartén.
  • Comprobamos de sal, añadimos la cucharada de estragón bien molido y nuez moscada al gusto y mezclamos.
  • Extendemos la masa así obtenida en un plato o bandeja y dejamos reposar unas tres o cuatro horas como mínimo, aunque yo siempre recomiendo dejar hasta el día siguiente.
  • Cuando nos pongamos a hacer las croquetas, batimos los huevos y vamos formando las croquetas, pasando las porciones de masa por pan rallado, el huevo batido, y de nuevo pan rallado.
  •  La freímos, recuerde, en aceite abundante y bien caliente para que se forme una costra crujiente, dejando que se doren pero vigilando para que no se quemen.
  • Escurrimos en papel absorbente… y ya están.

 

1 comentario:

Los comentarios son siempre bienvenidos. Gracias por dejar tu opinión.