25 de octubre de 2013

Calabaza asada


Una forma sencilla y rápida de preparar ese lujo del otoño que es la calabaza. Asada conserva todo su sabor y el deje ligeramente dulce queda compensado con el aroma de las especias con las que vamos a aromatizarla. Solución ideal para una original guarnición que igual puede acompañar un plato de pescado como servir de excelente aperitivo con una cerveza cuyo sabor amargo contrasta con el dulzor de la calabaza. Sólo hay que cuidar que nos quede al dente, por lo que el tiempo de cocción, dependiendo siempre del tipo de calabaza, será muy corto.

Ingredientes
500 gr de calabaza pelada y limpia
100 ml de vino blanco
100 ml de brandi
Cuatro vainas de cardamomo
Tres clavos de olor
1/2 cucharadita de pimienta negra en grano
Una pizca de sal
  • Una vez pelada y limpia la calabaza, la cortamos en bastoncillos de un centímetro (más o menos) de grosor, los salamos ligeramente y los ponemos en una recipiente que pueda ir tapado al horno.
  • Añadimos las especias, (las vainas de cardamomo las pondremos enteras) regamos con el vino y el brandi y llevamos al horno, que habremos precalentado a unos 190º.
  • Controle el punto de cocción, pero no debería dejarlo más de diez minutos, recuerde que la calabaza debe quedar al dente.
  • Puede servirse fría o caliente. (Y está igual de rica en ambos casos.)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son siempre bienvenidos. Gracias por dejar tu opinión.