30 de julio de 2015

Tosta de baba ghanoush y pavo al baharat

Hoy vamos de exóticos total. Por partes. El baba ghanoush, también llamado mutabal, es un receta típica de la cocina árabe mediterránea: una especie de pasta hecha con berenjenas a la que se añaden algunas especias, comino, sobre todo, así como ajo, limón y en algunos casos también tahina (semillas de sésamo molidas) y aliñada a la hora de servirla con aceite de oliva. Según puede leerse en nuestra santa madre Wikipedia (copio y pego) "La tradición popular dice que éste es un plato dulce y seductor, que resulta difícil dejar de comer una vez se ha empezado, y que las mujeres que lo consumen habitualmente adquieren sus mismas características de dulzura y seducción. La tradición más moralista dice que, por eso, hay que ser prudente en su consumo, pues puede poner en peligro la virtud." Ustedes mismas, señoras mías. En cuanto al baharat es una de las muchas mezclas de especias, típica igualmente de la cocina árabe del Mediterráneo, por lo que parece una buena opción a la hora de marinar la carne con la que complementaremos nuestra tosta. Provéase de pimienta negra, cominos, cardamomo, clavo de olor, semillas de cilantro, nuez moscada, canela y pimentón dulce y elabore su baharat según se indica aquí. Y luego disfrute de esta rica tosta.

Ingredientes para cuatro tostas
4 rebanadas de un buen pan
300 gr de pechuga de pavo
Una berenjena
Una cebolla
3 dientes de ajo
Una cucharada de semillas tostadas de sésamo
El zumo de medio limón
1/2 cucharadita de cominos molidos
Una cucharada rasa de baharat
Dos cucharadas de salsa de tomate concentrada
Sal
Aceite de oliva
Unas hojas de rúcula para decorar (opcionales)


  • Para preparar el baba ghanoush, pelamos las berenjenas, las troceamos y las salamos abundantemente dejándolas reposar una media hora para que suelten el agua amarga. Lavamos entonces bien al chorro del grifo para eliminar el exceso de sal y las hervimos al vapor durante ocho minutos. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
  • Cortamos en juliana la cebolla y la pochamos a fuego lento con un chorro de aceite y una pizca de sal. Cuando comience a estar transparente añadimos los ajos finamente picados y continuamos pochando hasta que cebolla y ajos estén blandos pero sin quemarse.
  • Retiramos del fuego y dejamos escurrir bien el exceso de aceite.
  • Ponemos en el vaso de la batidora las berenjenas, el pochado de cebolla y ajo, los cominos molidos, las semillas de sésamo, también molidas, y el zumo de limón y trituramos hasta con seguir una pasta suave y untuosa. Comprobamos de sal, corregimos si es necesario y reservamos. Es buena idea hacerlo con suficiente antelación para que los sabores se mezclen bien. Y si sobra no se preocupe: es un buen aperitivo untado en pequeñas tostadas. O puede guarrear con nachos, patatas chips o cualquier otra cosa.
  • Elaboramos el baharat (es muy sencillo: sólo hay que machacar muy bien las especias y mezclarlas perfectamente, recuerde que aquí tiene la receta) y lo reservamos. Si sobra guárdelo en un recipiente bien tapado, pero no tarde demasiado en consumirlo para que no pierda aroma.
  • Cortamos en tiras muy finas la pechuga de pavo, salamos al gusto y mezclamos en un  cuenco con el baharat y las dos cucharadas de tomate concentrado y dejamos reposar un par de horas.
  • Pasado ese tiempo, ponemos el pavo en una sartén ligeramente aceitada y dejamos hacer a  fuego muy suave hasta que la carne esté a nuestro gusto. Retiramos entonces y reservamos.
  • Tostamos las rebanadas de pan, extendemos sobre ellas el baba ghanoush y sobre él un hilo de aceite de oliva y coronamos con las tiras de pavo. Finalmente, decoramos con una hoja de rúcula y servimos.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son siempre bienvenidos. Gracias por dejar tu opinión.